Historia

Historia de la Gestión


ESTA COMISIÓN DIRECTIVA ASUMIÓ EL 14 DE OCTUBRE DE 2005 CON EL COMPROMISO DE CAMBIAR LA REALIDAD DE ESTA ORGANIZACIÓN, SABIENDO QUE LOS TIEMPOS QUE SE AVECINABAN ERAN DIFÍCILES PERO NO IMPOSIBLES PARA REALIZAR LA GESTIÓN, CON EL COMPROMISO Y LA CONVICCIÓN ASUMIDA CON NUESTROS COMPAÑEROS TRABAJADORES.

DESDE EL PRIMER MOMENTO, LA INTENCIÓN DE ESTA COMISIÓN FUE IMPULSAR UNA GESTIÓN EN EL ÁMBITO SOCIAL, ADMINISTRATIVO, ECONÓMICO, POLÍTICO Y GREMIAL.

Aspecto Social


Acompañando conjuntamente con nuestra Obra Social a cada trabajador cuando se encuentra atravesando alguna patología, brindándole una contención más allá de la otorgada por el profesional. Incorporando, además, nuevos médicos al staff, a fin de brindar mayor atención a nuestros afiliados.

Respecto al incremento en la demanda sanitaria, fue necesario extender la franja horaria dos horas más por día y agregarse un día más de atención al público por semana. De modo que hoy en día los consultorios están abiertos de lunes a viernes de 8 a 20 hs. y los sábados de 8 a 13 hs.

Se ha incorporado, además, mayor personal administrativo con el objeto de poder evacuar en profundidad las demandas de nuestros afiliados y ofrecer una mejor calidad de atención. Sumado a herramientas que facilitan un desenvolvimiento rápido y eficaz.

Aspecto Administrativo


Frente a la re estructuración del personal y la re organización de las tareas concerniente a esta área, fue necesario incorporar nuevos empleados a nuestra planta permanente. Como así también, la adquisición de tecnología y mobiliario, sumadas a nuevas refacciones y gestiones, tanto en sede Luján como en Gral. Rodríguez.

Para la mayor conformidad del staff medico y a fin de reconocer la importancia de su labor, se incrementó el valor de la hora medico regularizando el pago de los mismos.

Aspecto Económico


Accionando fuertemente contra cada empleador que se encontraba en mora con la Organización, retribuyendo los aportes en beneficios sociales a los trabajadores.

Aspecto Político


Este Sindicato, mostró una fuerte presencia en las convocatorias de participación de nuestra Federación en importantes movilizaciones.

A fin de brindar un beneficio más a los trabajadores, se ha conformado un triunvirato representando a gremios de la zona Luján – Gral. Rodríguez para llevar a cabo la conformación de la CGT regional, la cual tuvo lugar el 21 de Septiembre, designando como Secretario General al Señor Sergio Omar Gauna. En la cual los gremios participantes tratan problemas sociales y laborales con el objetivo proporcionar soluciones factibles.

A fin de brindar un beneficio más a los trabajadores, se ha conformado un triunvirato representando a gremios de la zona Luján – Gral. Rodríguez para llevar a cabo la conformación de la CGT regional, la cual tuvo lugar el 21 de Septiembre, designando como Secretario General al Señor Sergio Omar Gauna. En la cual los gremios participantes tratan problemas sociales y laborales con el objetivo proporcionar soluciones factibles.

Aspecto Gremial


Con fuerte presencia en los lugares de trabajo, tomando conocimiento de la problemática de los trabajadores y atendiendo las necesidades de los mismos.

Como consecuencia de esta presencia hemos obtenido nuevas altas de empresa, aumentando la cantidad de afiliados significativamente, retribuyendo los beneficios que este Sindicato dispone a la familia mercantil.

El Centro de Empleados de Comercio comenzó a fiscalizar los distintos ámbitos donde se desarrollan actividades mercantiles, para apoyar a sus trabajadores y perseguir a aquellos que no cumplen con la ley, erradicando el trabajo esclavo.

Profundizando la idea de poner el Sindicato, cada vez mas cerca de la problemática de los compañeros trabajadores; se decidió ampliar el cuerpo de delegados, y más allá de la renovación de los mandatos ya existentes, se produjo la elección transparente y democrática de compañeros como delegados en distintas empresas.

Con el inicio de esta nueva gestión y el esfuerzo conjunto de las distintas áreas que conforman este equipo de trabajo estamos convencidos de que hemos logrado cumplir los objetivos que a mediano plazo no hemos propuesto y aquellos que día a día nos pautamos.

Historia Gremial


Movimiento Obrero Argentino


Los primeros antecedentes de organizaciones del trabajo se remontan al período colonial, pero los gremios eran, en ese entonces, corporaciones de oficios similares a las de la Edad Media, en donde, además de ser organizaciones de artesanos, tenían también un cierto carácter religioso, ya que la Iglesia jugaba un papel dominante en todas las manifestaciones de la vida social. Los plateros constituyeron así un gremio de considerable gravitación, íntimamente relacionado con la economía de la Colonia (extracción de metales de las minas de Bolivia y Perú. (1)

En 1857 se funda la Asociación Tipográfica Bonaerense y también la sociedad de Zapateros San Crispín, pero estas organizaciones denotaban mas un carácter mutual que estrictamente sindical. Es recién en 1877 cuando se constituyó la primera estructura sindical con carácter moderno: la Unión Tipográfica Bonaerense, que realizó, al año siguiente, una huelga por la reducción de salarios, que afectaba a sus afiliados. El triunfo de este hecho de fuerza marcó la celebración del primer convenio colectivo que se conoce en la Argentina.

La creación del Sindicato de Comercio (1881), la Sociedad Obrera de Albañiles y la Unión Obrera de Sastres (1882), La Fraternidad (1887), agrupando a conductores y foguistas ferroviarios, señalaron, junto a otras estructuras sindicales, la voluntad organizativa de la clase trabajadora. (2)

Una excepción a esto es el caso de La Fraternidad, que buscó aunar el aspecto gremial y mutual, dentro de un esquema organizativo que consolidara una sola entidad fuerte y permanente.

El proceso de industrialización estuvo acompañado por un crecimiento extraordinario de los saldos migratorios, reduciéndose la inmigración europea, desde 1930, a cifras insignificantes. (3)

La afluencia de cantidad tan grande de población de origen rural o de pueblos chicos y la incorporación de su mayor parte a la industria, implicaba una profunda transformación de la clase obrera. Sin tradición sindical, la mayoría quedó al margen de las organizaciones obreras que, en general, se mostraron incapaces de atraerlas. Recién después de 1946, comenzaron a ingresar, masivamente, en los sindicatos. (4)

En 1937, el 59% de las familias obreras de Buenos Aires, vivía en una sola pieza, habitualmente de conventillo. Eran muchas las que carecían de las condiciones más elementales: baño exclusivo 62%, agua corriente 38% y cocinas independientes 19%. (5)

En cuanto a la jornada de trabajo, fue reduciéndose a lo largo de la década, gracias a la paulatina imposición del “sábado ingés”, de un promedio de 48 horas semanales, al principio, a uno de 44 horas al final. En 1935, los obreros se repartían aproximadamente por mitades entre ambos tipos de jornadas y eran muy pocos los gremios que gozaban de vacaciones pagas. Aunque la práctica de los convenios colectivos se fue extendiendo lentamente durante la segunda mitad de la década, la mayoría de los trabajadores no llegó a gozar de sus beneficios; la falta de convenios dejaba un amplio margen para la arbitrariedad de los patrones, ya que, eran ellos los que fijaban, unilateralmente, en la mayoría de los casos, las condiciones laborales. (6)

Con respecto a la protección y seguridad del trabajador, sólo unos pocos gremios, como los ferroviarios y municipales, contaban con Cajas de Jubilaciones y Pensiones; las indemnizaciones por accidentes de trabajo eran insuficientes y su cobro dificultoso. La Federación de Empleados de Comercio había logrado la inclusión del derecho a indemnización por despido y a licencia por enfermedad en la forma del Código de Comercio. Obteniendo su sanción parlamentaria, pero la ley fue vetada por Justo en 1932 y promulgada recién dos años después. (7)

Movimiento Sindical y Política Laboral


El ciclo abierto en 1943, posibilitaría que el movimiento sindical, permanentemente dividido, más tolerado que reconocido y aún reprimido por muchos gobiernos, comenzará a transitar una nueva etapa que lo transformaría profundamente.

Por vez primera, la organización de los trabajadores fue estimulada e incluso promovida desde el poder, superando las barreras que le habían impedido unificarse. La clase trabajadora constituyó el eje principal de sustentación de un nuevo y vasto movimiento político que buscaba transformar, también, las condiciones sociales, políticas y económicas del país.

Perón, que ocupaba la Secretaría del Ministerio de Guerra desde junio de 1943 siguió escalando en el hombre fuerte de régimen militar, ya que, además de esos dos cargos, retuvo también la cartera de Trabajo y Previsión, a la que había sido promovido en noviembre de 1943. Fue, justamente, desde este cargo, donde Perón desarrolló una activa política destinada al ámbito gremial, iniciándose un período que cambiaría las formas organizativas del movimiento obrero y la relación de éste con el Estado.

Durante este gobierno, los trabajadores y el movimiento obrero organizado, fueron parte integrante y activa del desarrollo nacional.

Bibliografia


(1) DEL CAMPO, Hugo, “Sindicalismo y Peronismo. Los comienzos de un vínculo perdurable”, Editorial Clacso, Buenos Aires, 1983.
(2) DEL CAMPO, Hugo, Ob. Cit.
(3) GORBAN, Samuel, “El desarrollo industrial entre 1930 y 1963”, Centro Editor de América Latina, Buenos Aires, 1971.
(4) ROTANDARO, Rubén, Op. Cit.
(5) PERELMAN, Angel, “Cómo hicimos el 17 de Octubre” de Coyodcan, Buenos Aires, 1961, en DEL CAMPO, Hugo, Ob. Cit.
(6) ROTANDARO, Rubén, Op. Cit.
(7) BELLONI, Alberto, “Del anarquismo al Peronismo – Historia del Movimiento Obrero Argentino”, Editorial Documentos, Buenos Aires, 1962.